Luchando contra la cuadriga laboral

Los departamentos que gestionan Personas (conocidos “antiguamente” como Recursos Humanos) luchan constantemente contra una cuadriga que son fuerzas que tienden a ir por libre y a veces, con una presión desmedida:

  • Ajustes laborales
  • Dirección y Gerencia
  • Organización
  • Personas

Desafortunadamente, no existe una solución única para paliar esta lucha en nuestro lugar de trabajo.
El mejor enfoque depende de la cultura de la organización y de la personalidad y perfiles de los trabajadores; y por otra parte necesitaremos analizar cómo consideramos el compromiso y el desempeño de una manera que conduzca a nuestro equipo a convertirse en uno ganador.
Todo esto exige aprender a convivir e identificar en el ámbito laboral con todo tipo de  perfiles de trabajadores (campeones, empáticos, tóxicos, etc.) que existen en nuestra organización.

La tecnología como soporte a las estrategias de RSC

Los cambios incesantes que está sufriendo el mundo, marcado por importantes problemas sociales y medioambientales y en el que se ha impuesto la hegemonía de las tecnologías de la información y la comunicación, está variando también las estrategias de negocio de la empresa del futuro. Éstas van a estar muy ligadas al departamento de RSC, desde el cual debe inspirarse a sus líderes para que den un propósito a la compañía. Un propósito que muestre su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados de cara a 2030, que pueda incluirse de forma transversal en todos sus departamentos y en su radio de actuación y que, lógicamente, le haga crecer.

Ya no se trata solo de subirse al carro de la sostenibilidad y de la obra social buscando impulsar una mejor imagen, sino de tomar conciencia de la responsabilidad que cada corporación tiene con el mundo que le rodea. El fin social de la empresa ha evolucionado, y éste ya no es solo proteger el valor del accionista.
Por eso es necesario incorporar a consejeros que estén formados en materia de RSE y que sean capaces de gestionar esta nueva forma de relacionarse con el entorno interno y externo de la compañía, y de responder a los retos globales que se plantean.  Y una de sus funciones clave será la de identificar y establecer alianzas internas, entre departamentos, y externas con el objetivo de definir proyectos que contribuyan a la consecución de las metas, y poner en valor dichos avances.

tec

Alianzas para lograr los objetivos

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es ambiciosa y los ODS solo pueden lograrse si trabajamos en colaboración. Esto requiere alianzas inclusivas, a nivel global, regional, nacional y local, entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil, construidas sobre una visión y metas compartidas que sitúen a las personas y al planeta en el centro.

A través de estas conversaciones en línea, aprenderemos unos de otros, inspiraremos nuevas ideas y compartiremos ejemplos de mejores prácticas para convertir las ideas en acciones.

El ODS 17 nos encamina a un cambio que requiere alianzas transformadoras.

 

trpar

La responsabilidad social corporativa ‘puntuará’ para lograr contratos públicos

La vigilancia sobre la política de responsabilidad social hacia la plantilla de la propia empresa, se mantendrá durante la duración del contrato.

La nueva ley de contratos del sector público, que entrará en vigor el 9 de marzo, obliga a las empresas licitadoras a cumplir requisitos concretos sobre igualdad de género, condiciones laborales justas, consumo de comercio justo o eficiencia energética.

Leer más

El papel de las universidades en los ODS

Las nuevas generaciones que regirán los destinos de nuestro Planeta en el medio plazo están ahora mismo formándose, en colegios, en universidades, en centros de negocio y de estudios de todo tipo. Ser capaces de sensibilizar a estos jóvenes en la necesidad de adoptar una actitud activa, solidaria y responsable para mejorar el mundo en que vivimos es vital para garantizar un futuro sostenible y prometedor. Por ello, el papel de los centros educativos es clave para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por Naciones Unidas.

De hecho, lo más importante de los ODS es que el papel de todos y cada uno de los agentes sociales es importante y necesario para cumplir este ingente reto -difícil, pero no imposible- de llegar a 2030 habiendo solucionado los principales males que afectan a nuestra sociedad global.  Que no alcanzaremos el éxito si no es a través de la cooperación y la suma de esfuerzos. Y que debemos ponernos manos a la obra ya, sin perder más tiempo, para que esos objetivos sean alcanzables.

Las universidades españolas se encuentran en pleno proceso de reflexión sobre cómo integrar los ODS en sus distintos ámbitos de acción, qué cambios deben introducir en su sistema para abordar la Agenda 2030 de forma transversal y comprometerse en su cumplimiento. Y este proceso de reflexión lo están acometiendo de forma cooperativa, a través de redes universitarias interterritoriales como el Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo y otras de carácter multidisciplinar como la Red Española para el Desarrollo Sostenible, representante en España de la Sustainable Development Solutions Network impulsada por Naciones Unidas.

Precisamente desde la representación australiana de esta iniciativa se ha elaborado la guía ‘Cómo empezar con los ODS en las universidades’, que pretende facilitar universidades, centros de educación superior y al sector académico en general a acelerar su contribución a la Agenda 2030. El documento incluye herramientas prácticas y ejemplos llevados a cabo en la región Australia/Pacífico que puedan servir de inspiración.

Puedes descargar la guía AQUÍ (en inglés).

El papel social de las empresas

Ante la incapacidad económica de los gobiernos actuales, la sociedad recurre cada vez más al sector privado y exige que las empresas den respuesta a unos retos sociales de mayor amplitud.

Larry Fink, uno de los más grandes inversores del mundo, pide a las multinacionales que, aparte de maximizar los beneficios para sus accionistas, desempeñen además una labor social; manteniendo su rentabilidad y entendiendo la repercusión social de su negocio,  beneficiando a todas las partes interesadas: accionistas, empleados, clientes y también a las comunidades en las que opera.

Leer más

La contratación de personas con discapacidad aumenta un 11,4%

Afortunadamente se produciendo un cambio de mentalidad de las empresas, que comienzan a valorar el TALENTO de la persona por encima de su discapacidad. Así como las propias personas a través de programas para su formación, van cogiendo confianza para plantearse un futuro profesional como uno más. Todo esto hace posible la tan necesaria eliminación de paradigmas preconcebidos.

image001